Día Mundial del Agua

Cada 22 de marzo se celebra el día mundial del Agua para recordar la importancia de este vital elemento.

Planificación por cuencas hidrográficas

La región del Biobío tiene su principal cuenca en el rio Biobío, la tercera más grande del país, con 24.029 km2, de régimen mixto, con crecidas en invierno-primavera y una longitud que alcanza a los 380 km. Nace en la Cordillera de los Andes en la Región de la Araucanía, pasa por 14 comunas de la región y desemboca en el mar al sur de los cerros de Hualpén. Contiene a 15 subcuencas menores, sometidas a la influencia de distintos ambientes y factores geográficos, con una dinámica muy variable desde el inicio de su curso hasta la desembocadura.

La cuenca permite cubrir con riego una superficie de 100.000 hectáreas de terrenos cultivables. Además, las aguas de los ríos son utilizadas para la generación de energía, sumándose a ello la demanda en agua para consumo humano e industrial. La cuenca, sus recursos naturales y sus habitantes constituyen una unidad física, biológica, económica, social y cultural con características singulares en cada caso. Físicamente la cuenca es la fuente natural de captación y concentración de agua superficial y fuente de vida para el ser humano.

En los últimos años se han visto efectos adversos para la sociedad por un mal manejo de estas cuencas, que no están siendo consideradas como un sistema integral. Es así como grandes inundaciones y sequias permanentes han mermado buena parte del desarrollo de pueblos y sus culturas, además de pérdidas de ecosistemas.

Todo lo anterior se agrava con los efectos del cambio climático. Surge ante este escenario, el Manejo Integrado de Cuencas que considera medidas que apoyan al control, protección, conservación, recuperación, regeneración y otros aspectos pertinentes a cada territorio.

Agua para consumo Humano

El desarrollo sustentable como equilibrio entre factores económicos, ambientales, sociales y culturales, contribuirá al aprovechamiento sostenido de los recursos naturales y es el único camino que nos asegura avanzar y no retroceder en el cuidado del recurso hídrico y toda la vida que gira en torno a él. Este es el desafío del futuro que nos espera como región.

Sin embargo, en la actualidad, en la región se ha detectado un déficit en el agua, principalmente para consumo humano, es por ello que la AMRBB, ha establecido desde el 2012 entre los lineamientos de trabajo, poner en la agenda política mejorar las condiciones de acceso al agua para consumo, principalmente en las localidades rurales.

A lo anterior, se suma la crisis sanitaria que afecta a nuestro país producto del COVID-19, donde un gran número de personas de nuestra región no cuenta con el vital elemento para mantener las condiciones sanitarias mínimas, como un lavado de manos frecuente.

Para hacer frente a esta situación la Asociación ha desarrollado una serie de iniciativas para disminuir la cantidad de personas y localidades sin acceso al agua, de esta forma generando apoyo técnico a los municipios para desarrollar proyectos de agua potable rural.

De acuerdo a lo anterior, la AMRBB ha preparado las siguientes infografías que exponen el trabajo realizado y un diagnóstico sobre la situación actual de la región en materia de acceso al agua.