Comisión de Educación de la AMRBB planteó preocupación ante disminución de fondos escolares para el periodo 2023

Se reunieron con el Gobernador Rodrigo Díaz, a quien le dieron a conocer la problemática existente ante la falta de transporte escolar rural a causa de la disminución sostenida del Faep.

En abril de este año, el Ministerio de Educación dio a conocer el Fondo de Apoyo a la Educación Pública, Faep 2022, por un monto de $ 8.523 millones para la Región y si bien este monto puede considerarse como alto para sostener los establecimientos municipales del Biobío, fue de un 30% promedio menor a años anteriores.

Realidad que preocupa a los alcaldesas y alcaldes socios de la Asociación de Municipalidades (AMRBB), puesto que no están en condiciones de afrontar los costos de Educación, considerando la baja de dineros que se prevé para el periodo escolar de 2023.

En ese sentido, esta semana se llevó a cabo una reunión entre la Comisión de Educación de la AMRBB y el Gobernador Regional, Rodrigo Díaz, a quien se le planteó la necesidad de encontrar soluciones ad portas del próximo año, sobre todo considerando la falta de transporte para escolares de zonas rurales hacia la zona urbana.

“Al ir disminuyendo las Faep, pese a que se aplazó el tiempo para que los municipios se hicieran caro de la Educación Pública, se ha generado problemas para las comunas. En ese sentido y tal como se planteó en la reunión, el transporte escolar es una urgencia y responsabilidad que tiene que tomar el Gobierno y llevarla a cabo, pero esto no ha ocurrido. Nosotros como alcaldes y alcaldesas, a través de nuestros municipios no podemos asumir este cargo y es por ello, nuestra visita al Gobernador Díaz”, comentó el Presidente de la Comisión de Educación de la AMRBB y Alcalde de Negrete, Alfredo Peña.

El jefe comunal de Negrete, enfatizó que “la situación es crítica, vamos a hablar políticamente con nuestros parlamentarios en las comisiones de Hacienda y Educación, por la tranquilidad de nuestros estudiantes, sobre todo considerando el índice de ruralidad de las comunas. El Gobierno debe entregar educación de calidad y en esa línea, igual tendremos una reunión con la Seremi de Educación, Elizabeth Chávez.

Al respecto, el Gobernador Rodrigo Díaz, planteó de entrada que es el Estado quien debe resolver los subsidios para obtener, por ejemplo, transporte garantizado para los escolares de las zonas rurales del Biobío.

“La plata de FNDR es la misma, por ejemplo, si se destinan fondos para subsidios, en este caso para transporte escolar o transporte público para zonas donde no llega transporte licitado, se deja de entregar fondos para otras cosas. En ese sentido, aquí hay un tema profundamente político, porque el centro les quita plata a las comunas, por lo que el municipalismo debe exigir al Estado que resuelva sus problemáticas, bajo el argumento de un abandono a la Educación Pública”, destacó la autoridad regional.

Lo anterior, argumentó, “debe ser de acuerdo a las realidades de cada municipio, porque hay comunas con más y menos recursos. Se debe focalizar en aquellas con menos recursos, porque la pelea es en protección de las niñas y niños de áreas rurales, el cual es un problema nacional”.

Opinión que fue compartida por los alcaldes y alcaldesas presentes, ya que “es insostenible que los Gobiernos Regionales financien la educación en cualquiera de sus dependencias. Es responsabilidad de los gobiernos dar respuesta y ninguno de los que han pasado, independiente del color político, ha dado una respuesta a las demandas del área de la educación”, les detalló Díaz

Tareas a seguir

El Gobernador Regional, solicitó a la Comisión de Educación de la AMRBB trabajar en lineamientos para dar solución a marzo de 2023 y comprometió ayudar en la búsqueda de soluciones. “Deben conversar con los parlamentarios de Hacienda, de la Comisión de Educación y con la Bancada Regionalizadora”, precisó.

Lineamientos que fueron agradecidos por los jefes y jefas comunales del Biobío. “Las tareas que nos dejó el Gobernador Díaz, las vamos a trabajar como Asociación y las entregaremos lo más rápido posible para que se genere esta proyección al presupuesto al año 2023”, dijo el alcalde Jorge Peña.

Por su parte, el Alcalde de Mulchén, Jorge Rivas, agradeció el haber sido recibidos por el Gobernador Díaz, puesto que “hay una gran preocupación – que hemos conversado con los demás alcaldes y alcaldesas- ya que, son más de 100 millones los que nos van a descontar el próximo año, es decir, más de mil millones de pesos anuales, algo que no es menor”.

Agregó que “esperamos que salga una solución, porque son las instancias de diálogo las que en definitiva nos lleva a resultados concretos. En ese aspecto, reconozco la disposición del Gobernador Díaz y por lo tanto, deberemos seguir trabajando y conociendo la realidad de las comunas que dependemos del Faep, para hacerle saber al Gobierno Central y al Ministro de Educación nuestra preocupación, para que no se genere lo que tenemos hoy y que va en perjuicio de nuestros estudiantes. Tenemos la convicción que van a ceder a lo que nosotros estamos pidiendo”.

Optimismo que compartió la alcaldesa de Tomé, Ivonne Rivas, quien señaló estar optimista tras el encuentro con el Gobernador Díaz.

“Pienso que hay que seguir tomando acciones para que el Gobierno Central mantenga estos Faep, que son necesarios cuando la educación depende del sector municipal. En el caso nuestro, la desmunicipalización va a ser en unos años más, entonces debemos seguir enfrentando esta problemática, la cual no sólo tenemos en Biobío, sino que también en el país”, cerró la jefa comunal tomecina.